Feeds:
Entrades

Archive for the ‘Materiales’ Category

El 18 de abril un miembro de Junts fue entrevistado en el programa El Pla B de BTV para presentar el ciclo de cine y conferencias que este mes realiza la asociación.

Aquí podéis descargar el vídeo del programa.


		
Anuncis

Read Full Post »

Dimecres 15 de Juny Laurent Cohen i Àlex Hinno van estar al Programa TotsxTots, de ComRàdio.

Aquí podeu escoltar l’àudio.

Aprofitem per agrair a TotsxTots que ens hagin convidat un cop més a parlar en els seus micròfons.

Read Full Post »

Podeu llegir a continuació la Declaració del Fòrum Social Mundial (Dakar, 10 de Febrer de 2011).

Nosotras y nosotros, reunidos en la Asamblea de Movimientos Sociales, realizada en Dakar durante el Foro Social Mundial 2011, afirmamos el aporte fundamental de África y de sus pueblos en la construcción de la civilización humana. Juntos, los pueblos de todos los continentes, libramos luchas donde nos oponemos con gran energía a la dominación del capital, que se oculta detrás de la promesa de progreso económico del capitalismo y de la aparente estabilidad política. La descolonización de los pueblos oprimidos es un gran reto para los movimientos sociales del mundo entero.

Afirmamos nuestro apoyo y solidaridad activa a los pueblos de Túnez y Egipto y del mundo árabe que se levantan hoy para reivindicar una real democracia y construir poder popular. Con sus luchas, muestran el camino a otro mundo, libre de la opresión y de la explotación.

Reafirmamos con fuerza nuestro apoyo a los pueblos de Costa de Marfil, de África y de todo el mundo en su lucha por una democracia soberana y participativa. Defendemos el derecho a la autodeterminación y el derecho colectivo de todos los pueblos del mundo.

En el proceso del FSM, la Asamblea de Movimientos Sociales es el espacio donde nos reunimos desde nuestra diversidad para juntos construir agendas y luchas comunes contra el capitalismo, el patriarcado, el racismo y todo tipo de discriminación.

En Dakar celebramos los 10 años del primer FSM, realizado en 2001 en Porto Alegre, Brasil. En este periodo hemos construido una historia y un trabajo común que permitió algunos avances, particularmente en América Latina donde logramos frenar alianzas neoliberales y concretar alternativas para un desarrollo socialmente justo y respetuoso de la Madre Tierra.

En estos 10 años vimos también la eclosión de una crisis sistémica, expresada en la crisis alimentaria, ambiental, financiera y económica, que resultó en el aumento de las migraciones y desplazamientos forzados, de la explotación, del endeudamiento, y de las desigualdades sociales.

Denunciamos el rol de los agentes del sistema (bancos, transnacionales, conglomerados mediáticos, instituciones internacionales etc.), que, en búsqueda del máximo lucro, mantienen con diversos rostros su política intervencionista a través de guerras, ocupaciones militares, supuestas misiones de ayuda humanitaria, creación de bases militares, saqueos de los recursos naturales, la explotación de los pueblos, y manipulación ideológica. Denunciamos también la cooptación que estos agentes ejercen a través de financiamentos de sectores sociales de su interés y sus prácticas asistencialistas que generan dependencia.

El capitalismo destruye la vida cotidiana de la gente. Pero a cada día nacen múltiples luchas por la justicia social, para eliminar los efectos que dejó el colonialismo y para que todos y todas tengamos una digna calidad de vida. Afirmamos que los pueblos no debemos seguir pagando por esta crisis sistémica y que no hay salida a la crisis dentro del sistema capitalista!

Reafirmando la necesidad de construir una estrategia común de lucha contra el capitalismo, nosotros, movimientos sociales:

Luchamos contra las trasnacionales porque sostienen el sistema capitalista, privatizan la vida, los servicios públicos, y los bienes comunes, como el agua, el aire, la tierra, las semillas, y los recursos minerales. Las transnacionales promueven las guerras a través de la contratación de empresas militares privadas y mercenarios, y de la producción de armamentos, reproducen prácticas extractivistas insostenibles para la vida, acaparan nuestras tierras y desarrollan alimentos transgénicos que nos quitan a los pueblos el derecho a la alimentación y eliminan la biodiversidad.

Exigimos la soberanía de los pueblos en la definición de nuestro modo de vida. Exigimos políticas que protejan las producciones locales que dignifiquen las prácticas en el campo y conserven los valores ancestrales de la vida. Denunciamos los tratados neoliberales de libre comercio y exigimos la libre circulación de seres humanos.

Seguimos movilizándonos por la cancelación incondicional de la deuda pública de todos los países del Sur. Denunciamos igualmente, en los países del Norte, la utilización de la deuda pública para imponer a los pueblos políticas injustas y antisociales.

Movilicémonos masivamente durante las reuniones del G8 y G20 para decir no a las políticas que nos tratan como mercancías!

Luchamos por la justicia climática y la soberanía alimentaria. El calentamiento global es resultado del sistema capitalista de producción, distribución y consumo. Las transnacionales, las instituciones financieras internacionales y gobiernos a su servicio no quieren reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Denunciamos el “capitalismo verde” y rechazamos las falsas soluciones a la crisis climática como los agrocombustibles, los transgénicos y los mecanismos de mercado de carbono, como REDD, que ilusionan a poblaciones empobrecidas con el progreso, mientras privatizan y mercantilizan los bosques y territorios donde han vivido miles de años.

Defendemos la soberanía alimentaria y el acuerdo alcanzado en la Cumbre de los Pueblos Contra el Cambio Climático y por los Derechos de la Madre Tierra, realizada en Cochabamba, donde verdaderas alternativas a la crisis climática han sido construidas con movimientos y organizaciones sociales y populares de todo el mundo.

Movilicémonos todas y todos, especialmente el continente africano, durante la COP-17 en Durban, Sudáfrica, y la Río +20, en 2012, para reafirmar los derechos de los pueblos y de la Madre Tierra y frenar el ilegítimo acuerdo de Cancún.

Defendemos la agricultura campesina que es una solución real a la crisis alimentaria y climática y significa también acceso a la tierra para la gente que la vive y la trabaja. Por eso llamamos a una gran movilización para frenar el acaparamiento de tierras y apoyar las luchas campesinas locales.

Luchamos contra la violencia hacia la mujer que es ejercida con regularidad en los territorios ocupados militarmente, pero también contra la violencia que sufren las mujeres cuando son criminalizadas por participar activamente en las luchas sociales. Luchamos contra la violencia doméstica y sexual que es ejercida sobre ellas cuando son consideradas como objetos o mercancías, cuando la soberanía sobre sus cuerpos y su espiritualidad no es reconocida. Luchamos contra el tráfico de mujeres, niñas y niños.

Defendemos la diversidad sexual, el derecho a autodeterminación de género, y luchamos contra la homofobia y la violencia sexista.

Movilicémonos todos y todas, unidos, en todas las partes del mundo contra la violencia hacia la mujer.

Luchamos por la paz y contra la guerra, el colonialismo, las ocupaciones y la militarización de nuestros territorios. Las potencias imperialistas utilizan las bases militares para fomentar conflictos, controlar y saquear los recursos naturales, y promover iniciativas antidemocráticas como hicieron con el golpe de Estado en Honduras y con la ocupación militar en Haiti. Promueven guerras y conflictos como hacen en Afganistán, Iraq, la República Democrática del Congo y en varios otros paises.

Intensifiquemos la lucha contra la represión de los pueblos y la criminalización de la protesta y fortalezcamos herramientas de solidaridad entre los pueblos como el movimiento global de boicot, desinversiones y sanciones hacia Israel. Nuestra lucha se dirige también contra la OTAN y por la eliminación de todas las armas nucleares.

Cada una de estas luchas implica una batalla de ideas, en la que no podremos avanzar sin democratizar la comunicación. Afirmamos que es posible construir una integración de otro tipo, a partir del pueblo y para los pueblos y con la participación fundamental de los jóvenes, las mujeres, campesinos y pueblos originarios.

La asamblea de movimientos sociales convoca a fuerzas y actores populares de todos los países a desarrollar dos acciones de movilización, coordinadas a nivel mundial, para contribuir a la emancipación y autodeterminación de nuestros pueblos y para reforzar la lucha contra el capitalismo.

Inspirados en las luchas del pueblo de Túnez y Egipto, llamamos a que el 20 de marzo sea un día mundial de solidaridad con el levantamiento del pueblo árabe y africano que en sus conquistas contribuyen a las luchas de todos los pueblos: la resistencia del pueblo palestino y saharaoui, las movilizaciones europeas, asiáticas y africanas contra la deuda y el ajuste estructural y todos los procesos de cambio que se construyen en América Latina.

Convocamos igualmente a un día de acción global contra el capitalismo el 12 de octubre donde, de todas las maneras posibles, rechazaremos ese sistema que destruye todo a su paso.

Movimientos sociales de todo el mundo, avancemos hacia la unidad a nivel mundial para derrotar al sistema capitalista!!

Nosotras y nosotros venceremos!!!

FSM Dakar (Senegal) – 10 de febrero de 2011

 

 

Read Full Post »

A la web del Col·lectiu Antimilitarista de Sant Cugat (CASC) podeu sentir l’àudio de la xerrada que vam fer el 19 d’octubre.

Read Full Post »

Paraules al FSCAT

Dissabte 29, JUNTS va participar en la taula  “Lluites i solidaritats per Palestina” del Fòrum Social Català.

Aquí us deixem, primer,  les paraules que l’Omar va dir sobre els objectius de l’associació i, després, les que va dir la Sylviane sobre la memòria jueva.

Parlaré perquè per mi és important aquesta associació. Som una associació per als drets humans, defensora de la Pau, però no ens considerem neutres davant aquest conflicte/ocupació, perquè, sota el nostre punt de vista, hi ha hagut una injustícia, i en el moment actual una de les parts clarament sotmet a l’altre.

Però perquè nosaltres, palestins i jueus de Catalunya, puguem seure i parlar sobre el que passa, el primer pas fonamental, crec, és reconèixer la realitat (passada i present) de l’altre. Sense aquest reconeixement previ, sense que es reconegui la Nakba, no pot haver diàleg.

De la mateixa forma, s’ha de conèixer perquè, a conseqüència de que i com neix el sionisme/nacionalisme pro-israelí. I la influencia o responsabilitat històrica que els Occidentals, però sobretot els Europeus, tenim sobre el sorgiment del Sionisme.

A Catalunya, nosaltres ens trobem en una situació d’estabilitat social, econòmica i sobretot de seguretat que no existeix a Palestina ni a Israel. Per això crec, que tenim la responsabilitat d’intentar dialogar amb més perspectiva/objectivitat. Jo no tinc por de parlar amb un jueu. Però això exigeix un exercici de sinceritat amb un mateix, i amb l’historia. Si ens considerem defensors dels drets humans, tenim una certa intel·ligència, i no estem condicionats per algun interès propi o polític, el diàleg ha de ser el començament. Els que ens considerem dins aquest grup de persones no podem permetre’ns viure en el mateix país i estar enfrontats.

Per això crec que aquesta associació es una bona idea. Perquè el que pretén es difondre el nostre punt de vista més o menys comú. I a més, ser un punt de trobada entre jueus i palestins catalans que, insisteixo, siguin sincers i defensors dels drets humans.

No en el nostre nom !

Aquesta mateixa setmana, amb la presència destacada del conseller Joan Saura al costat de l’ambaixador d’Israel, Raphael Schutz, el govern tripartit retia homenatge a les víctimes de l’Holocaust.

Vet aquí, en efecte, un aniversari que no cal oblidar. La consciència de la humanitat romandrà eternament marcada per la barbàrie del règim nazi contra la població jueva d’Europa. Però, justament per això, la memòria jueva s’ha de revoltar davant la manipulació de la tragèdia. Cal dir-ho sense embuts als dirigents israelians: no teniu dret d’evocar l’horror d’Auschwitz per justificar els vostres crims a Gaza ! El record del gueto de Varsòvia no us atorga cap legitimitat per oprimir Palestina !

Algunes raons semblen evidents: perquè haurien de pagar els pobles d’Orient les atrocitats comeses a Europa? Però n’hi ha de més profundes, polítiques i històriques, que tenen a veure amb el llarg viatge del poble jueu. Després de segles d’opressió i persecucions, la revolució francesa va aparèixer als jueus com la possibilitat d’accedir per fi a la societat civil. Cent anys més tard, el capitalisme ressuscitava els vells dimonis de l’antisemitisme per conjurar les seves crisis. Vet aquí perquè la història del poble jueu ha estat tan estretament vinculada a la lluita per la democràcia, al socialisme i a l’internacionalisme. No podia avançar tot sol cap a la llibertat. El poble jueu només podia emancipar-se esdevenint ferment d’una profunda transformació de la societat, abocant-se en la construcció d’una nova fraternitat universal, que encarnaren noms com els d’Stefan Zweig o Walter Benjamin. Les internacionals obreres igualment ho han reflectit, a través de les figures de Marx, Rosa Luxemburg, Trotsky, Abraham Leon… i també d’Ernest Mandel o Daniel Bensaïd, que acabem de perdre només fa uns dies.

Els qui, aquesta setmana, invocaven el record d’Auschwitz per legitimar l’Estat d’Israel ocultaven un fet cabdal: la voràgine de la guerra va destruir un dels moviments obrers més combatius i organitzats del continent, el moviment socialista jueu d’Europa central i oriental, oposat a la colonització de Palestina. En la famosa pel·lícula “Shoah” del cineasta Claude Lanzman hi ha un testimoni suprimit: el de Marek Edelman, mort a finals de l’any passat. Edelman, membre del Bund, va ser un dels joves dirigents – i rars supervivents – de la heroica insurrecció del gueto de Varsòvia. Fidel a les seves conviccions, Edelman es va declarar solidari de la causa palestina i va refusar els honors que li oferia l’Estat d’Israel. Edelman va preferir romandre a Polònia, lluitant per un socialisme democràtic – va ser un referent de la primera etapa de Solidarnosc. Aquest és l’exemple, aquesta és la tradició.

En les celebracions d’aquests dies, s’ha invocat també la memòria del poble gitano i el destí dels republicans espanyols als camps d’extermini. Per què no recordar també quants jueus i jueves – i sota quines banderes! – van venir a defensar la República contra Franco? També es combatia en yiddish a les trinxeres antifeixistes de la guerra civil. Jueva era la capitana de les milícies del POUM Mika Etxebere.

Només les terribles desfetes del segle passat han permès la identificació entre judaisme i sionisme. La constitució de l’Estat d’Israel significa en realitat una profunda ruptura amb les tradicions del món jueu. Com diu el nostre amic Michel Warschawski, el sionisme i la resistència palestina no són dos moviments simètrics: el palestí és un moviment d’alliberament nacional, el sionisme és un moviment colonial.

I aquesta és la contradicció insoluble. Un Estat que es proclama “jueu” i que, com més obsessivament s’esforça per ser “pur”… menys jueu resulta ser, més s’allunya de la cultura, de les llengües, de les tradicions, dels somnis i utopies que han conformat la història d’aquest poble. La solució progressista de la qüestió jueva necessita un horitzó molt més vast que el que pot oferir la soferta terra de Palestina.

Sota el regne de les grans potències imperialistes, Israel només pot ser la caricatura d’un Estat europeu implantat per la força a Orient. En això s’assembla profundament al que fou l’Estat Sud-africà. La societat israeliana és una societat esquizofrènica. En el seu si, però, una petita i valenta esquerra anticolonial fa sentir la seva veu, reivindicant el que allí anomenen “el boicot des de dins”; val a dir, l’aliança amb la resistència nacional palestina i amb el moviment de solidaritat internacional a través d’una campanya sostinguda pel boicot, la desinversió i les sancions a Israel.

Aquest és un camí d’esperança, el camí d’una pau justa. La història dirà quina forma política tindrà aquesta pau: la de dos Estats separats, la d’una federació… o la d’una Palestina democràtica, dreçada sobre el conjunt del seu territori històric, on convisquin com a iguals àrabs i jueus… Una utopia? Una cosa, però, és indiscutible: l’apartheid ha de caure per sempre. El colonialisme ha de ser desmantellat. Els drets nacionals del poble palestí han de ser restablerts en la seva plenitud.

Permeteu que faci meves les paraules del gran escriptor libanès Amin Maalouf : “Pertanyo a una tribu que, des de sempre, ha viscut com a nòmada en un desert tan gran com el món. Els nostres països són oasis dels quals marxem quan s’assequen les fonts; les nostres cases, tendes vestides de pedra; les nostres nacionalitats depenen de l’atzar d’una data o d’un vaixell. Per damunt de les generacions, per sobre dels mars i del Babel de les llengües, només ens uneix el murmuri d’un cognom”.

Si més no pel que fa als infants més clarividents – i sovint maleïts – d’aquest poble, vull creure que ens uneix també un anhel insaciable de justícia universal. Tant de bo que a un nombre cada dia més gran de jueus i de jueves ens uneixi un desig de solidaritat i de justícia; el desig que ens ha dut a algunes i alguns a treballar dins l’Associació “Junts”. Per romandre fidels als qui han lluitat per la causa de la humanitat. Per cridar als qui aixequen murs de formigó i de dolor: No en el nostre nom !

Un pensament especial per a les dones de Gaza, que sostenen les seves famílies enmig de la destrucció.

Salut al poble de Palestina! Salam haleikoum! Shalom !

Read Full Post »

L’Associació Catalana de Jueus i Palestins – JUNTS adhereix a la Declaració del Caire, que podeu llegir a continuació (traduïda al castellà per S.Seguí per Rebelión: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=98018&titular=poner-fin-al-apartheid-israel%ED-). També us hi podeu adherir a www.cairodeclaration.org

(El Cairo.) Los participantes en la Marcha por la Libertad de Gaza han aprobado hoy una declaración dirigida a intensificar la campaña mundial de boicot, desinversión y sanciones (BDS) contra el apartheid israelí.

Alrededor de 1.400 activistas de 43 países se reunieron en El Cairo, camino de Gaza, para unirse a los palestinos que marchan para romper el cerco ilegal de Israel. Las autoridades egipcias les impidieron la entrada en Gaza.

Como resultado, los manifestantes siguen en El Cairo, donde han organizado una serie de acciones no violentas encaminadas a presionar a la comunidad internacional para poner fin al sitio de Gaza, como primer paso en la lucha más amplia para conseguir justicia para los palestinos en toda la Palestina histórica.

Fruto de estas acciones, han redactado la presente Declaración:

DECLARACIÓN DE EL CAIRO

1 de enero de 2010

Nosotros, delegados internacionales reunidos en El Cairo durante la Marcha por la Libertad de Gaza, de 2009, en respuesta colectiva a una iniciativa de la delegación de África del Sur, manifestamos:

Teniendo en cuenta:

  • el castigo colectivo que infringe Israel a los palestinos con la ocupación ilegal y el asedio de Gaza;
  • la ocupación ilegal de Cisjordania, incluido Jerusalén oriental, y la continua construcción del ilegal muro del apartheid y de nuevos asentamientos;
  • el nuevo muro en construcción por Egipto y EE.UU. que estrechará aún más el asedio de Gaza;
  • el desprecio por la democracia palestina que han demostrado Israel, EE.UU., Canadá, la UE y otros tras las elecciones palestinas de 2006;
  • los crímenes de guerra cometidos por Israel durante la invasión de Gaza, hace ahora un año;
  • la persistencia de la discriminación y la represión que sufren los palestinos dentro de Israel;
  • y el persistente exilio de millones de refugiados palestinos;
  • todos los cuales son actos de opresión que se basan en última instancia en la ideología sionista que subyace a Israel;
  • sabedores de que nuestros propios gobiernos han proporcionado a Israel ayuda económica, financiera, militar y diplomática directa, y han permitido a este país actuar con impunidad;
  • y conscientes de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, de 2007;

que reafirmamos nuestro compromiso con:

  • la autodeterminación del pueblo palestino,
  • el fin de la ocupación,
  • la igualdad de derechos para todos en la Palestina histórica,
  • el pleno derecho al retorno de los refugiados palestinos.

Por todo ello, reafirmamos nuestro compromiso con la llamada palestina de julio de 2005 en favor del boicot, la desinversión y las sanciones (BDS) hacia Israel, para obligar a este país a cumplir con el Derecho Internacional.

A tal fin, pedimos y deseamos ayudar a iniciar un movimiento masivo global y democrático contra el apartheid que opere en estrecha colaboración con la sociedad civil palestina para poner en práctica la demanda palestina de BDS.

Conscientes de las numerosas y fuertes similitudes entre Israel y el antiguo régimen del apartheid de África del Sur,

proponemos:

1) realizar una gira internacional de sindicalistas palestinos y surafricanos, junto a activistas de la sociedad civil, que tendrá lugar en los primeros seis meses de 2010, a la que se unirán sindicalistas y activistas comprometidos con este programa en los países visitados, para realizar actos de educación de masas en materia de BDS directamente a los sindicalistas y a la opinión pública internacional;

2) participar en la Semana del Apartheid israelí, en marzo de 2010;

3) desarrollar un enfoque unificado sistemático para el boicot de productos israelíes, en el que participen los consumidores, los trabajadores y sus sindicatos del sector de la venta al por menor, el almacenaje y el transporte;

4) fomentar el boicot académico, cultural y deportivo a Israel;

5) desarrollar campañas para fomentar la desinversión de los fondos de pensiones de los sindicatos y empresas directamente implicadas en la ocupación, o de las empresas militares israelíes;

6) iniciar acciones legales dirigidas contra la contratación externa de los soldados por el ejército israelí y en favor del enjuiciamiento de los criminales de guerra israelíes; fomentar la coordinación con Citizen’s Arrest Bureaux para identificar, hacer objeto de campañas y enjuiciar a los criminales de guerra israelíes; respaldar el Informe Goldstone y la aplicación de sus recomendaciones;

7) hacer campaña cuestionando el carácter benéfico del Jewish National Fund (JNF).

Hacemos un llamamiento a las organizaciones e individuos que compartan el contenido de esta declaración a firmarla y colaborar con nosotros para hacerla realidad.

Read Full Post »

comradio

El darrer 1 de juliol, el programa Tots x Tots de ComRàdio va entrevistar dos membres de JUNTS.

Aquí podeu descarregar l’àudio de l’entrevista.

Read Full Post »

Older Posts »