Feeds:
Entrades

Sinagoga Mayor de Barcelona

La más antigua sinagoga de Barcelona, situada en el Call (judería), previa a la expulsión de los Judíos de la Península Ibérica en el siglo XIV, amanece con pintadas de cruces gamadas y con una pintada Palestina Libre.

Es una lamentable provocación. Quienes pretenden sembrar el odio y la confusión no pasarán. La sinagoga es patrimonio no solo de las distintas comunidades judías, y de todas aquellas personas judías no adscritas a ninguna de ellas, sino de toda la ciudad y de todos los Barceloneses.

Confundir intencionadamente el judaísmo, la religión y la cultura judías con la política del Estado de Israel no hace ningún favor a la causa del pueblo palestino y a su aspiración a la justicia y a la libertad. Sino que al contrario, busca descalificar una aspiración legítima para poder tacharla de antisemita y judeofoba.

Junts, Associació Catalana de Jueus i Palestins, condena firmemente cualquier manifestación de racismo y xenofobia, judeofobia o islamofobia, cual sea su origen y cuales sean sus víctimas. No cederemos ante esa provocación. Y tampoco cederemos un ápice en manifestar nuestro apoyo a la lucha del pueblo palestino por su libertad contra la barbarie sionista

¡No pasarán!

ijan

(texto publicado en http://judiosantisionistasargentina.blogspot.com/2019/05/sobre-publicacion-de-marcos-peckel.html)

La Red Internacional Judía Antisionista (IJAN) en Argentina y en España repudia las repetidas y gastadas falsas acusaciones de “antisemitismo” lanzadas contra el Antisionismo, contra el Movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) y contra la Embajada Palestina en Colombia en un texto de Marcos Peckel publicado en “El Espectador” (Bogotá, 9/5/19).

En dicho artículo, este señor comienza describiendo en forma bastante adecuada la historia del antisemitismo en Europa, como forma de ganarse la confianza del lector, para luego extrapolar hacia la falacia de que el Antisionismo sería “la forma moderna del antisemitismo”.

El Sionismo, como se sabe, es una ideología política que aboga por la presencia de un estado supremacista judío en Palestina. El desarrollo del proyecto se basa en la colonización, la limpieza étnica y el establecimiento de un estado de apartheid, un régimen de discriminación institucional sistemática, contra la población originaria no judía de esa región. Su proceso de implantación ha implicado la expulsión planificada de dos tercios de la población palestina originaria y la destrucción de cientos de sus aldeas en 1948, y continua hasta hoy a través de masacres, expulsiones, violaciones, demolición de barrios enteros, aldeas, bombardeo de hospitales, escuelas, mezquitas, cementerios, museos y muchas otras formas de construcción civil cuyo resultado es el expolio y la paulatina destrucción del pueblo palestino.

Dicha ideología está inspirada en el colonialismo racista europeo y se nutrió desde sus comienzos del antisemitismo, como expresado claramente por su más reconocido padre fundador, Teodoro Herzl, cuya foto se encuentra en los despachos gubernamentales del Estado de Israel. Por ejemplo, en uno de sus escritos dice: “los antisemitas serán nuestros amigos más fiables, y los países antisemitas, nuestros aliados” (The Complete Diaries of Theodor Herzl, edited by Raphael Patai, trans. Harry Zohn, New York, 1960, page 19). Sionismo y antisemitismo coincidían en el objetivo de extirpar las masas judías de las sociedades europeas de las que habían formado parte durante siglos. De hecho, el sionismo e Israel cuentan hoy entre sus principales aliados a las corrientes evangélicas fundamentalistas y a las fuerzas de ultraderecha xenófoba, racista, e incluso antisemita, en Europa y América.

Como puede verse, esta construcción ideológica no es inofensiva. De hecho, ya ha producido cientos de miles de muertos, incluyendo niñas y niños, millones de refugiados, cientos de miles de casas destruidas, un desastre humanitario y más de un millón de detenciones. Se viste de “autodeterminación nacional judía”, pero en realidad es un programa de saqueo sistemático que además utiliza miles de años de tradición y cultura judías como escudo para tapar sus crímenes a través de “acusaciones de antisemitismo” ante cualquier justa denuncia de sus prácticas genocidas.

Oponerse a este atentado contra la paz, los derechos y la integridad física de personas inocentes no sólo no es antisemitismo, sino que es un acto necesario para la construcción de la paz basada en el respeto de los derechos humanos independientemente de la religión o de la etnicidad de las personas.

No sorprende que el Estado de Israel, criatura del sionismo, se haya convertido, apadrinado por el imperialismo, en uno de los países con mayor número de violaciones de los derechos humanos establecidos por la Carta Universal de los Derechos Humanos de la ONU así como de lo dispuesto por el Derecho Internacional en las Convenciones de Ginebra, y en decenas de Resoluciones de la ONU. Dichas violaciones no son caprichos de tal o cual gobierno de turno de Israel, sino verdaderas políticas de estado diseñadas para avanzar en el plan colonialista del sionismo.

El movimiento BDS es la respuesta al llamado del pueblo palestino de 2005 a la solidaridad internacional ante la inacción de los gobiernos del mundo, que han mirado pasivamente dichas violaciones, la progresiva limpieza étnica, y la implantación en Palestina de un sistema de apartheid mucho peor que el sistema que existió en Sudáfrica de la segunda mitad del siglo XX. Así como el BDS fue fundamental para la abolición del apartheid de Sudáfrica, resultando en la liberación de Nelson Mandela después de 27 años de prisión y su elección como Presidente de la nueva Sudáfrica libre de apartheid, así se espera que el BDS palestino termine con el apartheid israelí, poniendo fin a la discriminación antipalestina y permitiendo el establecimiento de la igualdad, la justicia y la paz para todos y todas en Palestina.

Como judías y judíos antisionistas, denunciamos este nuevo intento infame de confundir al público y de deslegitimar la lucha antisionista, antirracista y antiimperialista, y de minar la justa y persistente lucha del pueblo palestino por sus derechos básicos en su tierra natal, incluyendo los derechos al Retorno, al agua y a la libertad.

Red Internacional Judía Antisionista – International Jewish Anti-Zionist Network (IJAN) en Argentina y España

junts

Conferència a càrrec del Profesor Yakov Rabkin:

Las últimas elecciones en Israel, el quinto mandato del Likud y la popularidad creciente de los partidos de la extrema derecha encarnan la desmodernización política que también caracteriza a otros países. En este caso se conjuga con otros aspectos de la desmodernización, como el aumento de las desigualdades en el plano económico y social. El Estado de Israel se enorgullece de ser líder en innovación tecnológica pero también ejemplifica el tribalismo político. La conferencia del Profesor Yakov Rabkin se centrará en desentrañar esta aparente paradoja.

************************************************************

CCOO, Via Laietana 16 SALA 42 (4º Planta), 08003 Barcelona

Dijous 23 de maig de 2019 a les 19h

La conferencia es farà en castellà

************************************************************

Yakov Rabkin va néixer a Leningrad (antiga URSS). Des de 1973 és catedràtic d’Història a la Universitat de Mont-real. També ha estat convidat per impartir docència a diferents universitats d’Austràlia, EUA, França, Israel, Japó, Ucraïna i Rússia.

A part de la seva carrera acadèmica, va estudiar judaisme amb diversos rabins a Canadà, França i Israel. Ha publicat llibres i articles sobre relacions internacionals en la ciència, interaccions entre cultures polítiques i científiques i actituds jueves i islàmiques a la ciència moderna.

A finals dels anys 80’s va contribuir a la creació del primer Col·legi d’Estudis Jueus a Moscou. El seu llibre: “Una història de l’oposició jueva al sionisme”(2004), que ha estat traduït a catorze idiomes, va rebre nominacions al Premi literari del Governador General de Canadà (2006) i al Premi Hecht (Israel) per a obres sobre el sionisme (2008). També va ser nomenat millor llibre de l’any en no-ficció a Japó en 2010. També es autor de “Comprendre l’État d’Israel: idéologie, religion et société” (2014), i va publicar un treball col·lectiu fa uns mesos amb Mikhail Minakov, Demodernisation, a future in the past https://cup.columbia.edu/book/demodernization/9783838211404) amb, entre d’altres que conte un capítol escrit per Ilan Pappe sobre la desmodernització de Palestina.

sodepau

https://judiosantisionistasargentina.blogspot.com/2018/07/declaracion-de-ijan-argentina-ante-la.html

https://jewishvoiceforpeace.org/first-ever-40-jewish-groups-worldwide-oppose-equating-antisemitism-with-criticism-of-israel/#spanish

Diapositiva1 (1)Diapositiva2

EL PROYECTO COLONIAL DE ISRAEL, SU RÉGIMEN DE APARTHEID Y SUS VIOLACIONES DE LOS DDHH NO NOS REPRESENTAN,
SI NOS REPRESENTA EL RESPETO AL DERECHO INTERNACIONAL Y DE LOS PUEBLOS 

Estimado Pablo Iglesias:

Queremos por este mensaje expresarle nuestro profundo reconocimiento por sus declaraciones sobre la situación actual del pueblo palestino en Gaza y las políticas criminales de Israel contra esa población, cuyo bloqueo la convierte en la ​cárcel a ​cielo abierto para más de millón y medio de personas en flagrante violación del Derecho Internacional Humanitario.

Teniendo en cuenta que el crimen de Apartheid es definido por el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional de 2002 como « actos inhumanos de carácter similar a otros crímenes de lesa humanidad cometidos en el contexto de un régimen institucionalizado de opresión y dominación sistemáticas de un grupo racial sobre cualquier otro grupo o grupos raciales y realizados con la intención de mantener ese régimen » y, asimismo, el artículo 1 de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial considera discriminación racial a « …toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública ».

Consideramos que calificar las políticas del estado de Israel como prácticas de Apartheid, primero, se ajusta plenamente a la realidad y luego, que es una acción valiente y coherente en defensa de los derechos humanos y el derecho internacional.

Le agradecemos que desde su posición confronte los discursos sionistas y sus intentos de lavar la cara a las políticas coloniales del Estado de Israel argumentando que atacan para defenderse, cuando los muertos, heridos, presos, confinados, torturados, humillados  y oprimidos, son del pueblo palestino.

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), partícipe de esa estrategia de propaganda, intenta presentar toda crítica a Israel como expresión de antisemitismo. Intentan de ese modo amedrentar y acallar a las voces que desde  los valores universalistas y el respeto a los derechos humanos y al derecho internacional critican las acciones de Israel.

LA FCJE pretende, asimismo, arrogarse nuestra representación. Nada más lejos de la verdad. Esa institución es un portavoz del ministerio de exteriores y del aparato de propaganda de Israel para defender sus políticas nefastas e indignas. Queremos transmitirle la indignación de quienes, desde los sectores de la comunidad, consideramos los derechos como universales ante la prepotencia de la FCJE, que nuevamente subrayamos no puede representarnos.

Le agradecemos, en suma, dar voz pública a los derechos humanos y de los pueblos.
Asimismo, en coherencia con su postura, le proponemos que se sume a la campaña por el embargo de armas inmediato a Israel por sus violaciones de los derechos humanos y al derecho internacional humanitario en su última masacre de los manifestantes de Gaza por el derecho al retorno de los y las refugiadas en cumplimiento de la resolución 194/1949 de la ONU.

​Cordialmente,

Red Internacional Judía Antisionista (IJAN- International Jewish Antizionist Network)
13 junio 2018​